Urge atender el centro del Corredor Verde

Al hacer referencia al registro fotográfico del Zorro Pitoco en Santiago de Liniers, la Red Yaguareté hizo notar que urge proteger, mediante una nueva figura legal, al menos unas 50 mil hectáreas de Selva Paranaense, amenazadas por el avance de la ganadería y el monocultivo de exóticas. Se trata de tierras ubicadas en el territorio donde rige la Ley Corredor Verde, sancionada en el año 1999 con el objetivo de conservar el monte y asegurar el intercambio genético de plantas y animales, la generación de agua, entre otros bienes naturales, como el agua.

“Buscando yaguaretés nos encontramos con estos magníficos cánidos, fue una gran y grata sorpresa”, relató Nicolás Lodeiro Ocampo, Director de la Red Yaguareté, al compartir las fotografía de ejemplares de Zorro pitoco en la selva misionera.

El hallazgo se produjo en la Reserva Privada Don Otto, en la localidad de Santiago de Liniers. Esta área protegida selvática de unas 321 hectáreas se encuentra ubicada sobre el arroyo Piray Guazú, uno de los más importantes del interior misionero; es el lugar de yaguaretés, pumas, tapires, carpinchos, pecaríes y entre las aves, la amenazada y vistosa yacutinga. Se cree que también pueden habitar algunas de las últimas Harpías del país, el águila más poderosa del planeta.

“Este hallazgo realza el valor de conservación de este sitio, que está inmerso en un bloque de selva de unas 50 mil hectáreas en el centro del Corredor Verde. Hay mucha cacería y están avanzando los potreros para ganado y las plantaciones industriales de pino, hay que frenarlas y ordenarlas, porque no hay áreas protegidas por el Estado. Tal vez sea la última zona donde Misiones pueda crear un parque nacional, el río Piray Guazú ofrece un entorno inigualable que aún no se encuentra representado en nuestro sistema nacional de área protegidas y garantizaría la conectividad entre las zonas selváticas del norte y sur”, agregó Lodeiro Ocampo.

El planteó que hace la Red Yagaureté coincide con el proyecto proyecto Yvy Yvaté, que el joven ambientalista Brian Luis Mazurek Viana hizo llegar a la Legislatura y al Ministerio de Ecología de Misiones.

Ambicioso en la meta, viable en las letras de leyes ya vigentes (pero no aplicables) e imprescindible en el presente y futuro de los misioneros, el proyecto advierte la necesidad de crear una nueva figura legal para asegurar la conservación del pulmón verde de 177 mil hectáreas de tierras  ubicadas en el (norte-centro) más específicamente en el paraje de Pozo Azul, ruta provincial 17, entre los Departamentos Manuel Belgrano y San Pedro. Se trata de un área incluida en la Ley de Corredor Verde y sobre la cual rigen otras normas ambientales, y que sin embargo presenta preocupantes signos de depredación. “La zona en este momento se encuentra en vista y atacada constantemente por varios agentes, como ser empresas dedicadas a la tala de árboles y el avance de la ocupación ilegal de tierras tanto fiscales como privadas”, ilustró Mazurek Viana.

 

 

 

 

 

16 Jul, 2017 - Selva Paranaense

Dejanos tu comentario