¿Si no actuamos rápido, cómo impactará el clima en la vida de todos?

 

“En el mejor de los casos, tendremos un mundo con perturbaciones económicas periódicas a gran escala, grandes huracanes, sequías y olas de calor, y seguiremos perdiendo especies a un ritmo moderado. En el peor de los casos, tendremos un clima tan intolerable que será difícil cultivar alimentos y la gente, en algunos lugares, no podrá trabajar afuera durante largos periodos del año, y así empezarán a emigrar, un fenómeno que ya está conduciendo al conflicto”, respondió Deborah Lawrence, parte de los 90 investigadores (de 40 países) que participaron en la revisión del informe del IPCC, arrojando más de 42.000 comentarios científicos.

Para la experta,   la reforestación, las energías renovables (eólica y solar) y el precio del carbón son pasos fundamentales para avanzar por una senda más sostenible, y evitar llegar a los 2 °C.

“Necesitamos eliminar el carbono de la atmósfera, pero no tenemos que esperar para desarrollar la tecnología que nos permita hacerlo. Contamos con la tecnología probada de la naturaleza en los bosques”, dijo.

Deborah Lawrence , experta en cambio climático y bosques tropicales. Fuente: El Tiempo.

¿Estamos preparados para tener en el 2050 un mundo con 9.000 millones de personas y con la necesidad de alimentarlas sin generar impactos agresivos en los ecosistemas?

“Algunos estudios encuentran que la productividad agrícola futura en el mundo está en riesgo. El cambio climático y la deforestación pondrán en riesgo la agricultura. La deforestación a gran escala da como resultado condiciones más cálidas y secas que afectan la productividad local. Si la deforestación es lo suficientemente extensa, puede alterar los patrones de lluvia a miles de kilómetros de distancia, que afectan potencialmente la agricultura en partes del mundo lejanas”.

¿Cuál es el principal obstáculo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI ), especialmente CO2?

Necesitamos acelerar el ritmo del desarrollo de la energía eólica y solar. Ya son más baratas que muchos sistemas con uso intensivo de carbono, pero se verían aún más asequibles si el verdadero costo del CO2 se incorporara en el precio de los combustibles fósiles. Necesitamos la señal del precio. La gente usa el precio todos los días para tomar decisiones, y es difícil pedirles de repente que piensen en las formas en que el cambio climático costará dinero en el futuro.

Es demasiado abstracto negociar el mañana por el hoy. Pero si ponemos un precio al carbono no tenemos que convencer a nadie de nada nuevo, solo les pedimos que tomen las decisiones que toman normalmente, con información más clara sobre las consecuencias.

Fuente: EL TIEMPO.

9 Oct, 2018 - Cambio Climático

Dejanos tu comentario