Selva, árboles, aliados para evitar un aumento de 1,5 °C

Selva Paranaense. Misiones es el lugar que mayor superficie de este bioma conserva en el mundo.

Cada árbol nativo en pié cuenta y mucho para mitigar los efectos del cambio climatico, a nivel local y a nivel regional. Así lo indica el informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas.

Aquí, cinco conclusiones del IPCC en su último informe:

  • Los Bosques / Selvas del mundo contienen más carbono que los depósitos explotables de petróleo, gas y carbón, por lo que evitar la deforestación es tan urgente como detener el uso de combustibles fósiles. Investigaciones recientes sugieren que, para limitar el calentamiento a
    1,5 °C, no podemos emitir más de 750.000 millones de toneladas de CO2 en el próximo siglo. Sin embargo, los bosques almacenan suficiente carbono como para liberar más de 3 billones de toneladas de CO2 si se destruyen.
  • Los Bosques / Selvas eliminan actualmente alrededor de una cuarta parte del CO2 que los humanos emiten a la atmósfera. Al destruir los bosques, no solo emitimos dióxido de carbono, sino que también perdemos la capacidad que estos tienen, a través de la fotosíntesis, para eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera. De las 39.000 millones de toneladas de CO2 que llegan a la atmósfera cada año, el 28 por ciento se elimina en la tierra (principalmente los bosques). Y cerca de un cuarto, por los océanos.
  • Se necesita mayor reforestación. Las soluciones climáticas naturales podrían proporcionar un 18 por ciento de mitigación hasta el año 2030.
  • Los Bosques / Selvas en pie extraen la humedad del suelo y liberan vapor de agua a la atmósfera, regulando los patrones de precipitación locales, regionales y globales. Actúan como un aire acondicionado natural. En contraste, la tala de bosques tropicales aumenta las temperaturas de la superficie local hasta en 3 °C. Estos efectos de “regulación climática” de los bosques tropicales hacen que su conservación sea esencial para garantizar la seguridad alimentaria y de agua de las poblaciones.
  • Limitar el calentamiento a 1,5 °C requiere un cambio rápido a un sistema de energías limpias: solar y eólica. Es necesario descarbonizar la economía global. “Cambios muy rápidos en la producción de electricidad, el transporte, la construcción, la agricultura y las industrias”, advierte el IPCC. “No hay una respuesta simple de cómo hacerlo, pero debe suceder entre los próximos 10 y 20 años”.

 

9 Oct, 2018 - Cambio Climático

Dejanos tu comentario