Se impulsa la revalorización de Monte Seguin, única protección de Selva ribereña

Monte Seguin, un legado del gran naturalista J. C. Chebez. Foto: Rulo Bregagnolo.

El Frente Ciudadano Ambiental Kaãpuera junto a los grupos El Joven Puede y Nativos gestionan la puesta en valor del Parque Municipal Monte Seguin, un área de 300 hectáreas donde se protege Selva “ribereña” Paranaense y que a diez años de su creación carece de acciones fundamentales, como un Plan de Manejo y su reconocimiento en el Sistema de Áreas Naturales Protegidas de Misiones.

Referentes de las agrupaciones recorrieron el lugar el día miércoles 17 de julio, y luego se reunieron con el intendente electo Carlos Koth, a quien acercaron una propuesta de trabajo en conjunto para cuidar las 300 hectáreas de Monte Seguin, propuesta que incluye la elaboración de Plan de Manejo Participativo con énfasis en el uso ecoturístico, su incorporación al Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas, y la asignación de presupuesto y guardaparques al lugar.

Raul Aramendy y Rulo Bregagnolo junto a una Higuera centenaria en Monte Seguin.

“Se trata de un área clave de conservación y preservación de Selva Paranaense, ubicada cerca de una ciudad y en la ribera del río Paraná, con valor cultural y ambiental, un potencial extraordinario para el turismo y la recreación”, sostuvo el ambientalista Rulo Bregagnolo, del Frente Kaãpuera.  “Hace diez años se creó y todavía no tiene un Plan de Manejo y tampoco fue reconocido como parte de áreas naturales de Misiones; en estas condiciones, corre peligro y amerita ocuparse urgentemente si lo que se quiere es conservar el patrimonio cultural y natural”, agregó el guardaparque Diego Ciarmiello, de la misma organización.

Los jovenes impulsan el cuidado de Monte Seguin. Foto: Rulo Bregagnolo.

El Parque Seguin (declarado como tal por Ordenanza Municipal 119/09). Alberga 211 especies de aves, entre ellas algunas en peligro de extinción como el Lechuzón Negruzco; mamíferos como la Corzuela Enana y otros animales silvestres, además de flora propia de este tipo de Selva, y valor cultural al tener rastros del primer puerto y un antiguo cementerio.

Monte Seguin, a orillas del río PAraná. Foto: Rulo Bregagnolo.

Su conservación fue motorizada por el grupo Nativos y jerarquizada por el gran naturalista argentino Juan Carlos Chébez, quien en su paso por la localidad de Puerto Rico, en el año 2009,  destacó, entre otras cosas, que “el Valle del Paraná fue siempre una calle distinta, con especies animales y vegetales que solo se mueven por este Valle. Tenemos que dejar pedazos de la barranca del Paraná como era para, entre otras cosas, ver cómo fue esto de poblar Misiones, cómo era cuando llegaron los primeros colonizadores. (…) En Monte Seguín hay una tasa de renovales impresionante y tiene el Pacurí, este árbol que da un fruto fragante como el durazno, con el que se encarnaba para sacar el pacú.. Pacú – Rí… la comida del Pacú”, reseñó entonces Chébez.

“Por esa razón y por tantos otros aportes que hicieron posible que hoy los misioneros (y mundo) cuenten con una red de áreas protegidas de Selva Paranaense, nosotros proponemos que la reserva de Monte Seguin lleve el nombre de Juan Carlos Chébez”, manifestó Raúl Aramendy, también de Kaãpuera.

Por su parte, Alex Schuster, de la agrupación local El Joven Puede, ponderó la participación ciudadana en todo el proceso. “Estamos convencidos que este tipo de acciones, utilizando la herramienta del diálogo y la participación de todos, da inicio a una nueva etapa en torno a la implementación de este Parque Natural del que todos los ciudadanos debemos ser parte”, dijo.

En esa línea, otra de las acciones que las organizaciones acordaron impulsar en conjunto es una campaña de difusión sobre la importancia del Parque y un programa de educación ambiental.

 

30 Jul, 2019 - Selva Paranaense

Dejanos tu comentario