Qué hacer frente al cambio climático, tema de jornadas en Iguazú

Triple frontera, donde se unen los ríos Iguazú y Paraná (visto desde la Argentina).

En impacto del cambio climático en la Triple Frontera será el tema central de un evento que se iniciará el jueves y que involucra a Puerto Iguazú (Argentina), Ciudad del Este (Paraguay) y Foz de Iguazú (Argentina). Se realizarán talleres en la ciudad argentina con la participación de los intendentes, los consejos de desarrollo, investigadores y empresarios, que son los tomadores de decisiones para crear desarrollo local.

“El objetivo de estos talleres es presentar el análisis de las soluciones propuestas que surgieron en el diagnóstico de la vulnerabilidad, y evaluar la viabilidad de las soluciones para seleccionar aquellas que generen más beneficios a los ciudadanos de la triple frontera”, indicaron a través de un comunicado desde Triangle City Cooperation.

En el proyecto se denomina “Cooperación triangular urbana: construyendo el desarrollo resiliente al clima en la cuenca del Paraná”, e involucra la Universidad Nacional de Misiones (Argentina), la Universidad de Leeds (Inglaterra),  la Universidad Nuestra Señora de la Asunción, la Universidad Nacional de Asunción (Paraguay), la Universidad Federal de Integración Latinoamericana y el Instituto Polo Internacional Iguassu (Brasil), y cuenta con el respaldo financiero de la Red de Conocimiento sobre Clima y Desarrollo (CDKN), el Centro de Investigaciones para el Desarrollo Internacional (Canadá) (IDRC) y la Fundación Futuro Latinoamericano (FFLA), bajo la iniciativa conjunta de Ciudades Resilientes al Clima en América Latina.

Actúan como coordinadores Paola Hernández Montes de Oca  (Reino Unido) y Lucas López (UNAM, Argentina).

La jornada de esta semana es continuidad de una realizada en marzo, cuando se expuso que la región de la Triple Frontera enfrenta diversos impactos y efectos climáticos, y que es preciso trabajar en una estrategia para el mediano y largo plazo. “Las inundaciones, tormentas con granizo, vendavales, etcétera, son ejemplos de los cambios que están ocurriendo, que han azotado no sólo a la región, sino específicamente a las tres ciudades de frontera como Iguazú, Foz de Iguazú y Ciudad del Este. Las pérdidas económicas en este sentido fueron cuantiosas. Se espera que la variabilidad, frecuencia e intensidad de estos fenómenos vaya en aumento. Cada vez el riesgo de sufrir impactos de esta naturaleza es mayor. Estos impactos pueden comprometer el desarrollo de las tres ciudades y afectar, en especial, a los grupos más vulnerables”, indicó entonces Paola Hernández Montes de Oca.

En esa línea, se identifican tres aspectos a tener en cuenta: inundaciones, disponibilidad de agua potable y proliferación de enfermedades transmitidas por vectores, como el dengue, zika y chikungunya. “Estos problemas pueden tener una relación con la deforestación de los bosques nativos, el estancamiento de aguas entre otros. También hay que considerar otros eventos climáticos extremos, como las crecidas de los cursos hídricos, sequías, heladas tempranas, precipitaciones repentinas de alta intensidad”, explicó la experta. “Es claro que si una de las tres ciudades es afectada, esto influirá de manera irremediable en las otras dos. También sabemos por otras experiencias que, tomar decisiones aisladas y unilaterales, pueden traer resultados adversos y disminuir la eficiencia de las medidas. Lo que se necesita es un esfuerzo conjunto y una mayor cooperación en las tres ciudades de frontera”, agregó.

 

3 Oct, 2017 - Selva Paranaense

Dejanos tu comentario