Preocupación y movilización por posible desmonte de pulmón verde en San Pedro

Martín González, ambientalista, propietario de la Reserva Yaguaroundí y miembro del Frente Capuera.

Vecinos, estudiantes y ambientalistas de la localidad de San Pedro están movilizados ante la posibilidad de desmonte y el corte de una Araucaria, árbol protegido por ley, en el área destinada a Jardín Botánico y, por decreto provincial, a uso exclusivo de “Parques y Paseos”, ubicada en el centro de la ciudad, lo que le confiere una importancia singular al actuar como pulmón verde. Este lunes, los jóvenes se concretarán en el lugar y compartirán un abrazo simbólico como símbolo de protección a las especies nativas.

Se trata de tres hectáreas ubicadas en la ciudad de San Pedro. El Decreto Provincial Nº 939 del 3 de Noviembre de 1971 establece que ese lugar debe ser destinado para el uso exclusivo de Parques y Paseos.  En el año 2015, integrantes de organizaciones civiles y ambientales, y de la comunidad educativa, presentaron al Concejo Deliberante para crear allí el Jardín Botánico Municipal. Los concejales aprobaron otorgar dos hectáreas (las manzanas 59 y 65) para parque educativo ambiental y la tercer hectárea para la edificación de una escuela privada.

Ahora los vecinos están preocupados porque para la construcción del establecimiento educativo se prevé, en los próximos días, desmontar y voltear, entre otros árboles,  un ejemplar de Araucaria, especie protegida, declarada Monumento Natural Provincial ( Ley Provincial XVI Nº 19 -antes 2380-). Nadie se opone a una escuela, sino a la posibilidad de talar árboles y dañar uno de los espacios verdes de San Pedro; la acción debe ser a la inversa: quienes educan deben plantar más árboles, apoyar un Jardín Botánico, incentivar la educación ambiental”, sostuvo el ambientalista Martín González, de la Reserva Yaguaroundí y del Frente Ciudadano Capuera.

Es sabido que en las ciudades deben de tener espacios verdes como lugares de esparcimiento por metro cuadrado por persona, para mejor la calidad de vida de sus habitantes y reducir el estrés que acarrea el hacinamiento citadino”, recuerda Martín González, quien impulsa la conservación y la educación ambiental en este punto de Misiones. “Un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada persona debe contar con un mínimo de 10 y hasta 15 metros cuadrados de espacio verde para vivir en un entorno saludable”, agrega, enfatizando la importancia de preservar el arbolado urbano. “Uno de los roles que cumplen los árboles y arbustos de los espacios verdes es absorber, a través de sus hojas, una gran cantidad de partículas sólidas o líquidas distribuidas en la atmósfera como el hollín, y el constante humo de los aserraderos”, profundiza.

González pondera el rol pedagógico que puede desempeñar el espacio. “Este predio, por estar ubicado dentro de la zona urbana de San Pedro, permitiría las visitas educativas ambientales de alumnos de las escuelas y colegios, donde los estudiantes, los docentes y las familias, sin necesidad en gastar en costosos traslados en ómnibus, realizarían sus acciones ecológicas y o recreativas”, dice, al tiempo que enumera como posibles actividades a impulsarse en el lugar: “paseos, construcción de una huerta ecológica u orgánica, escuela de jardinería, vivero de nativas, promoción del turismo para avistaje de aves”.

Como parte de las acciones pensadas para resguardar las tres hectáreas de monte, los estudiantes de la Escuela de Guardaparques se concentrarán este lunes 16 de abril en el predio y realizarán un abrazo simbólico a los árboles nativos.

15 Abr, 2018 - Ambiente Urbano

Dejanos tu comentario