Otros dos osos meleros muertos en la ruta 12

Una vez más, la imprudencia y el no respeto a la vida ocasionaron la muerte de otros dos osos meleros en Misiones. Ocurrió en la Ruta Nacional 12, en el municipio de Loreto, Misiones.

 

Los osos meleros son los animales más atropellados en rutas. En el ranking le siguen los erizos, el zorro de monte, el oso lavador y el tatú cabasú. También aves, como las lechuzas y gavilanes. Así lo consignó oportunamente Jorge Anfuso, fundador y creador de Güirá Oga, el centro de rescate, rehabilitación, cría y reintroducción de fauna silvestre autóctona ubicado en Puerto Iguazú.

 

Pero además, advierten diferentes organizaciones que trabajan para conservar la naturaleza, el atropello y muerte de animales en ruta es una de las principales causas de la pérdida de biodiversidad. Para el caso de Misiones, cabe recordar que son muchas las áreas naturales protegidas que están atravesadas por rutas asfaltadas, con escasa o nula señalización y control de velocidad.

 

“La muerte de una comadreja bajo las ruedas de un vehículo es tan importante como la de un felino o un oso melero. Las comadrejas son importantes debido a que es parte de la cadena trófica, o sea que los mamíferos carnívoros aprovechan de ella y su disminución altera también el equilibrio natural”, enfatizó Anfuso al explicar que cada animal cumple una función de en el ecosistema y de esta manera dan forma a la biodiversidad.

 

Se estima que en Misiones son más de 3.000 los animales que mueren atropellados por vehículos. Las zonas más críticas son los últimos 22 kilómetros de la ruta nacional 12 en Puerto Iguazú y la ruta 101, que atraviesan el Parque Península e Iguazú respectivamente; la provincial 19 -atraviesa el mayor parque provincial, el Urugua-í-; la ruta 7 que pasa por el Parque Provincial Cuñá Pirú y la ruta 2 que se mete en la Reserva de Biosfera Yabotí.

 

A continuación, datos sobre el Oso Melero:

 

El Oso Melero (Tamandua tetradactyla ) se distribuye por el centro y noreste de América del Sur: desde Venezuela, Brasil, Paraguay, norte de Uruguay y norte de Argentina, siendo éste último el límite más austral.
Es una especie arborícola que habita selvas lluviosas, montes xerófilos y sabanas relativamente abiertas como los Llanos de Venezuela o el Chaco Húmedo de la Argentina y Paraguay.

Los Osos Meleros también son conocidos como Oso Colmenero, Oso Mielero, Tamanduá, Tamandú, Oso Hormiguero de Collar, Oso Hormiguero Chico, entre otros. Estos nombres varían según el lugar geográfico donde se encuentre al animal.

Este animal es pariente cercano del Oso Hormiguero gigante. Es mucho más pequeño, puede alcanzar una longitud total de 1 a 1.5 m aproximadamente.
El pelo del cuerpo es corto, tupido y suave. Posee dos colores, amarillo claro y negro (la tonalidad y la intensidad varía según el individuo y la región donde habita). Este último rodea el cuerpo por detrás de los hombros formando un chaleco o collar, de allí el nombre común de Oso hormiguero de Collar. Esta característica puede estar ausente en algunas poblaciones.
Sus extremidades son cortas y robustas con una buena musculatura, característica esencial para especies de hábitos arborícolas como el Oso Melero. Su cola larga, prensil y sin pelos en la parte inferior, también le ayudarán a sujetarse de las ramas y troncos de los árboles.
Su hocico es largo, tiene boca pequeña y carece totalmente de dientes. Posee una lengua de casi 40 cm de largo con gran movilidad que le permite capturar a sus presas. Además, tiene unas glándulas submaxilares, que ocupan casi la totalidad del cuello por ambos lados, que proveen a la lengua de una sustancia viscosa sobre la que quedan adheridos los insectos.
Su nombre científico nos indica que estos animales poseen cuatro dedos. Cada uno de ellos presenta garras muy desarrolladas, en particular las del tercer dedo, con forma de gancho. Esta característica le permite aferrarse a los árboles donde habita, defenderse frente algún peligro y destruir las estructuras coloniales de los insectos de los cuales se alimenta.

Los Osos Meleros son insectívoros ya que se alimentan de hormigas, termitas, abejas, avispas y sus respectivos huevos y larvas.
También pueden consumir los productos asociados a estos animales como la miel y la cera.

Su estado de conservación es Amenazado.
Las amenazas que afectan a esta especie son:
– La destrucción y fragmentación del hábitat, donde la deforestación y el avance de la frontera ganadero- agrícola produce una importante reducción del hábitat. Asimismo, la fumigación de cultivos contra insectos reduce la principal fuente de alimentación del Oso Melero.
– La comercialización de esta especie como mascota por su aspecto amistoso y cálido. Los Osos Meleros, como cualquier especie silvestre, no encuentran en las casas de familia las condiciones adecuadas para su supervivencia.
– En menor medida, la cacería.

 

FUENTE de referencia de características del animal: TEMAIKEN.

………….

28 Nov, 2017 - Fauna

Dejanos tu comentario