La Pachamama, bordeando el Chafariz: naturaleza para amar y aprender

Un total de 350  hectáreas de Selva Paranaense se conservan gracias a la decisión de un privado en la localidad de El Soberbio. Se trata de El Cantar de la Pachamama o Yvy Sy (término guaraní que significa Madre Tierra), la única reserva privada en este punto de la provincia de Misiones, situada a pocos kilómetros de la ruta provincial 13 sobre el arroyo Chafariz, y rodeado de chacras con agricultura familiar.

Diego Hugo Teza, administrador del bien familiar con seis hermanos propietarios, nos cuenta que a la par de la conservación de los bienes naturales se impulsa el turismo y actividades afines, como observación de aves e investigación, con un decidido perfil educativo (con actividades en las escuelas) para multiplicar la conciencia ambiental no sólo en la zona de amortiguación del área protegida sino también en los municipios cercanos de El Soberbio y San Vicente.

El Cantar de la Pachamama forma parte de la Red de Reservas Privadas de la Argentina, constituyéndose en referencia por su aporte en el cuidado de la naturaleza, y dentro del municipio de El Soberbio, se ubica en una zona hasta ahora “olvidada” en conservación: la cuenca del Chafaríz.

Características

La Reserva cuenta con dos accesos desde la ruta provincial 13 (que une San Vicente y El Soberbio), a una distancia de 6 kilómetros aproximadamente, de camino terrado: uno en el Kilómetro 15 y otro en el 17.

Se prevé enriquecer el monte nativo “en un área no menor a las 100 hectáreas”, según se desprende de su Plan de Manejo.

En ese marco, se explica que entre los trabajos realizados a campo y gabinete está un inventario de flora y fauna, “con  identificación y marcación de árboles semilleros”, y con los datos obtenidos “se definieron distintas categorías de manejo”.

Se destaca “la belleza paisajística del lugar, la diversidad cultural y natural, el valor ambiental del arroyo Chafariz, las vertientes de la Reserva, y corredores ecológicos para la circulación faunística, dando así un escenario de alto valor de conservación, representativo de la zona Centro Este de Misiones”, y en sinergia con el perfil ambiental y turístico de todo El Soberbio, siendo el principal atractivo de este municipio la Reserva de Biosfera Yabotí, el Parque Moconá y los Saltos del Moconá.

Desde el punto de vista turístico, se proyecta a captar el interés de los visitantes en general pero especialmente al “turista con conciencia de resguardo, protección, interpretación de la naturaleza”.

En El Cantar de la Pachamama se pueden realizar paseos por senderos de observación e interpretación, avistajes de aves, recolección e identificación de hongos, insectos, y especies vegetales para aportar al estudio de la biodiversidad de la Selva Paranaense”. A la par, se puede disfrutar del arroyo Chafariz en kayak, gomones y otros medios.

La propuesta contempla además la instalación de un laboratorio que permita articular con instituciones educativas del medio, espacio de pasantías e investigaciones.

Objetivo central

Sumar más voluntades para preservar la naturaleza es el común denominador de la decisión de Diego Hugo Teza al cuidar 350 hectáreas de Selva y definir actividades de carácter educativas e investigativas.

El Plan de Manejo es claro al destacar el rol de la conciencia ambiental como gravitante para frenar el proceso de degradación. “Cuando se analiza el contexto de ocurrencia de acciones que influye al medio ambiente y al bosque nativo en la provincia de Misiones, se puede observar la pérdida de diversidad vegetal y animal como un problema que surge de la relación entre los sistemas social y natural”, sostiene el Plan, y en esa línea advierte: “la diversidad de la flora, la fauna y los ecosistemas, que son fuentes de vida para el ser humano y las bases del desarrollo sostenible, se encuentran en un grave peligro, poniendo en riesgo los servicios ambientales de la que las comunidades se benefician”.

Específicamente sobre la situación de El Cantar de la Pachamama, se indica que “el contexto social que rodea el área está comprometido, con una marcada degradación del sistema natural, produciendo así varios problemas que derivan a otros”. De ahí la relevancia de cada paso que está dando Diego Hugo Teza y su equipo, pasos para resguardar el bien común, la naturaleza, la casa de todos.

Fotografías: Sol Tauber.

Comentarios

  1. mariela romero dice:

    Hermoso lugar.felicitaciones

  2. Mauricio Hadad dice:

    Exelente.. Que gran emprendimiento. Felicitaciones

  3. Cristian dice:

    Pese al avance del “progreso” (pseudo avance diría yo), este grandemente humilde apasionado por lo hermoso, el ing Diego Teza, permaneció firme en su proyecto de la Pachamama… No hay mucho para decir más que un gigante GRACIAS a este hombre por cuidar lo nuestro, nuestra casa: la Tierra.. Gracias y FELICITACIONES! !!!!!

Dejanos tu comentario