La Justicia falló a favor de los agricultores y se evita el desalojo en Yabotí

Gumersindo Avelino de Olivera, uno de los pobladores que más luchó para evitar el desalojo. Foto: MOL.

Después de ocho años de incertidumbre, los agricultores de Colonia Pepirí finalmente pueden estar en paz. El Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N°2 de Oberá rechazó en todas sus partes la acción de desalojo iniciada por Moconá SA en su contra. La Justicia sentenció: los colonos son legítimos titulares dominiales de las tierras que ocupan. Nada ni nadie podrá obligarlos a dejar el lugar donde plantaron sus alimentos y crían a su hijos, ahí en el Lote 9 ubicado dentro de la Reserva de Biófera Yabotí, sobre el río Uruguay, a pocos kilómetros de los Saltos del Moconá.

“La sentencia de primera instancia tiene fecha de 1 de octubre de 2018 y favorece a mis representados”, confirmo el abogado Orlando Nass al portal Argentina Forestal. “Las familias que fueron notificadas del fallo son la de Leandro Vogt y Rodríguez da Silva -conocido como ´Mariño’-, a quienes ya les informamos de la buena noticia.  Ellos habitan en parte del Lote 9, no es las casi 8 mil hectáreas que tiene la propiedad”, indicó el profesional, la tiempo que contó que “por otra parte, tenemos en proceso un segundo juicio que afecta a otra grupo de familias de colonos que viven en Lote 8, en Colonia Pepirí -de Juan Alberto SA en este caso, socio de Moconá SA con la familia Laharrague-. Se trata de las hijas y los nietos de “Mbiguá” Gumersindo Avelino de Olivera –fallecido hace casi dos años- que siguen firmes esperando la resolución de la justicia, en este caso sería un juicio por reivindicación, no de desalojo”.

La demanda judicial fue presentada por empresa Moconá SA en el año 2010 exigiendo el desalojo de habitantes sobre las 7.439,89 hectáreas del Lote N° 9.

En la sentencia del Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial N°2 de Oberá se leen los siguientes puntos: 

1.- Rechazar en todas sus partes la acción de desalojo iniciada por Moconá SA en contra de los demandados identificados en el presente proceso, como Oscar Rodríguez da Silva (DNI 18.374.018) y Leandro Andrés Vogt (DNI 27.328.072)

2.- Costas a la actora perdidosa en razón de lo que manda el art. 168 de la Ley XII nº27 DJM, en virtud de que no existen motivos para apartarme del citado artículo.

3.- Diferir la regulación de los honorarios de los profesionales intervinientes por cada parte hasta tanto exista base arancelaria para su fijación.-

4.- Requerir, sin perjuicio de lo establecido precedentemente, a los letrados intervinientes en autos, a que acrediten su condición frente al I.V.A. y al Impuesto a las Ganancias y, su condición de inscripción como Monotributistas o en otro carácter, en el término de cinco (5) días de quedar firme y consentida la presente sentencia, a los fines legales pertinentes.-

5.- Remitir las presentes actuaciones, una vez que quede 15 firme y consentida la presente Sentencia, a la Dirección de Auditoría y Control de Fondo de Justicia del Superior Tribunal de Justicia de la Provincia, a los fines de que determine y liquide el monto correspondiente a Fondo de Justicia en ésta causa.

 

Dejanos tu comentario