La Justicia de Brasil mantiene el veto a la represa Panambí

Río Uruguay, tramo que recorre las costas de Misiones.

 

Continúa en suspenso la autorización de habilitación de la represa Panambí (emprendimiento Garabí – Panambí, proyectado sobre el río Uruguay) que pretende apostarse sobre el río Uruguay.

 

Así lo determinó el Tribunal Regional Federal de la cuarta región brasileña, que comprende a los estados de Rio Grande do Sul, Santa Catarina y Paraná.

 

La Justicia Federal brasileña mantuvo la cautelar que prohíbe la entrega de licencia previa y suspende el proceso de aprobación ambiental para la usina Hidroeléctrica Panambí, localizada al Noroeste de Rio Grande do Sul. Ello tras rechazar por decisión unánime, los argumentos del Instituto Brasileño de Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama) y de las Centrales Eléctricas Brasileñas SA (Eletrobras).
Según consignaron medios brasileños, la decisión responde a los pedidos del Ministerio Público Federal (MPF), que sostiene que la cota de inundación prevista para el emprendimiento (130 metros) comprometerá una zona intangible y los saltos del Parque Estadual do Turvo, contraparte del Parque Provincial Moconá.
En tanto, esta acción civil pública con pedido de cautelar fue avalada por la Procuradoría de la República en Santa Rosa (RS), en conjunto con el Ministerio Público de Rio Grande do Sul. Allí, los fiscales indicaron que el Parque do Turvo es una Unidad de Conservación y de Protección Integral que “no puede sufrir ninguna alteración humana, además de ser tutelado por el régimen jurídico de intangibilidad que lo caracteriza como bien cultural y socioambiental. Además la inundación de 60 hectáreas de esa área generaría significativos daños a la biodiversidad y al paisaje del lugar.

En territorio argentino, en la provincia de Misiones, los vecinos han realizado movilizaciones y protestas en contra de la represa Garabí - Panambí.

Después de la concesión de la cautelar en primera instancia, el caso llegó a manos del Tribunal Federal de la cuarta región. En sus argumentos contra la apelación de Ibama y Eletrobras, el procurador regional de la República, Lafayete Josué Petter recordó que la Constitución Federal delegó en el Poder Público la definición de los espacios territoriales y sus componentes a ser especialmente protegidos, siendo la alteración o supresión permitidas únicamente por medio de ley. “Este dispositivo constitucional es directamente violado por el estudio de inventario preliminar para la instalación de la represa de Panambí”, expuso.

Petter afirmó además que la prohibición debería ser mantenida debido al principio de precaución, consagrado formalmente por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo en Rio 92 (ratificada por Brasil). Por esa directriz, la ausencia de certezas científicas no puede ser argumento para postergar la adopción de medidas eficaces para la protección ambiental.

“A pesar del carácter inicial de los estudios, la alteración de cota de 130 metros es imprescindible porque el planeamiento de la construcción del aprovechamiento hidroeléctrico en esas condiciones es ilegal, en la medida que permite la inundación de un bien tutelado y de una unidad de conservación y protección integral”, alegó.

Dejanos tu comentario