La deforestación del Bosque Atlántico brasileño aumentó un 57 % el último año

El Bosque Atlántico brasileño, el ecosistema que cubría todo el litoral de Brasil y es una de las selvas tropicales más amenazadas del mundo, perdió 290 kilómetros cuadrados de vegetación en el período 2015-2016, con un crecimiento del 57,7 % frente al período 2014-2015, informó hoy el Gobierno.

La deforestación en el último año de este bosque considerado como uno de los más ricos en biodiversidad del mundo no solo aumentó frente al período inmediatamente anterior, los 184,3 kilómetros cuadrados de 2014-2015, sino que fue la mayor ya medida en los últimos diez años.

El cálculo de la destrucción vegetal en este ecosistema es realizado anualmente por el estatal Instituto Nacional de Pesquisa Espacial (INPE) y por la organización no gubernamental SOS Mata Atlántica (como es conocido el Bosque Atlántico en portugués) con base en imágenes de satélite.

Según el INPE, casi el 43 % de toda la deforestación del Bosque Atlántico en el último año fue registrada en el estado de Bahía (noreste), en donde la tala de bosques y los incendios destruyeron 122,9 kilómetros cuadrados de bosques, con un crecimiento del 207 % frente al período 2014-2015 (39,9 kilómetros cuadrados).

Los dos municipios de Bahía que más perdieron cobertura vegetal en el período 2015-2016 fueron Belmonte y Santa Cruz de Cabralia, este último precisamente el primer lugar en el que desembarcaron los portugueses que descubrieron Brasil en el año 1500 y por donde se inició la colonización del país.

Un sobrevuelo realizado el 16 de mayo por técnicos de SOS Mata Atlántica sobre los municipios de Santa Cruz de Cabralia y Belmonte constató incendios de bosques, transformación de selva en pastizales y procesos de limpieza de nuevas áreas en regiones con importantes polos de silvicultura“, según un comunicado del INPE.

El segundo estado con más deforestación en el último año en el Bosque Atlántico fue Minas Gerais (74,1 kilómetros cuadrados), una región en el sudeste de Brasil en la que en los últimos años ha crecido la producción de carbón con árboles talados y la sustitución de bosques por cultivos de eucalipto para la producción de papel.

Según el INPE, el Bosque Atlántico se extendía originalmente por 1,3 millones de kilómetros cuadrados del territorio brasileño y abarcaba áreas de 17 de los 27 estados de Brasil, así como parte del litoral de Argentina y regiones de Paraguay.

Pero por su ubicación en la región más urbanizada de Brasil y por su fragilidad, este ecosistema ya perdió cerca del 88 % de su cobertura vegetal original.

Una reciente investigación de SOS Mata Atlántica mostró que el 30 % de los ríos que pasan por este ecosistema carece de vida tanto por la deforestación como por la contaminación.

Fuente: Agencia EFE

Dejanos tu comentario