Junto a 14 mil firmas, Defensores de la Selva pide por la integridad de Moconá y acceso seguro para aborígenes

Rever todas las decisiones que hasta el momento tomó el Gobierno de Misiones en relación al camino que autorizó dentro del Parque Moconá es, a grandes rasgos, el espíritu de la nota que el grupo Defensores de la Selva Paranaense presentó esta mañana al gobernador Hugo Passalacqua.

Además de hacer notar aspectos ligados al incumplimiento de normas ambientales vigentes, en la nota se pide la inmediata suspensión de la construcción del camino y se explica que el trazado habilitado por el Gobierno no resuelve el problemas de las comunidades aborígenes, que necesitan contar con una vía segura entre el Lote 8 y la ruta provincial 2, asfaltada, dentro de la Reserva de Biosfera Yabotí, para llegar a centros de atención de salud y otros servicios.

Si se pretendiera cubrir las necesidades básicas y sanitarias de dichas comunidades, el camino (por dentro del Parque) resultaría inútil teniendo en cuenta que ante cualquier emergencia deberían (los guaraníes) caminar los 13 kilómetros que los separan del área protegida (donde comenzaría el camino habilitado por el Gobierno), y que el ingreso de las ambulancias que provienen tanto de San Pedro como de El Soberbio tardarían horas en llegar, y en caso de crecimiento de los causes de agua sería directamente imposible acceder (ya que el puente sobre el arroyo Yabotí queda inundado)”, indican en el escrito, donde además reiteran que la solución es mejorar la vía que va por fuera del Parque, e instan a que esto ocurra a la brevedad teniendo presente la situación de los nativos.

De la misma manera, se exige que se respete de la Zona Roja (equivalente a intangible y que abarca a todo el Parque Moconá) contemplada por la Ley Nacional de Ordenamiento Territorial; se impugne el estudio de impacto ambiental que el Ministerio de Ecología, a cargo de Verónica Derna, presentó para avalar la obra, y se tenga en cuenta el dictamen ambiental de la Universidad Nacional de la Plata.

Junto a estas exigencias, el grupo Defensores de la Selva Paranaense presentó 14.002 firmas de personas que reclaman por la integridad del Parque Provincial Moconá.

Por otra parte, se informó que el día sábado se realiza un estival público en la plaza central de la ciudad de El Soberbio con el mismo objetivo.

La jornada de hoy en la plaza 9 de Julio contó con la presencia de los diputados provinciales Gustavo González y Germán Bordón, de la Unión Cívica Radical, en apoyo a las gestiones que permitan resolver el problema de acceso de las comunidades aborígenes y respetar las normas ambientales, asegurando la integridad del Parque Moconá. También se acercaron los maestros jubilados de Marea Blanca (en su habitual marcha en defensa de sus derechos) y dieron un abrazo simbólico a Defensores de la Selva Paranaense; tras cantar el Himno Nacional Argentino, recordaron al obispo Joaquín Piña, quien embanderó históricos reclamos sociales y ambientales en Misiones.

 

 

 

 

 

Dejanos tu comentario