Incendios en la Amazonia afectarán régimen de lluvias

Foto: El Confidencial.

Así lo revelan investigadores de distintos organismos. El impacto es en el clima global y se da tanto por la eliminación de la Selva como por el humo de las quemas.

Desde el mes de enero, el fuego se extiende en la Selva Amazónica, “el pulmón del Planeta”, principalmente en el Brasil y más allá de la ya conocida pérdida de biodiversidad, el impacto que más está preocupando es el que pueda causar en el clima mundial. Es que este ecosistema (compartido por varios países) actúa como sumidero de carbono, ayudando a enfriar la temperatura en la Tierra, entre otros importantes servicios ambientales.

En esta zona del planeta se produce una quinta parte del oxígeno del mundo, se captura una quinta parte del CO2 y circula, por el río Amazonas, una quinta parte del agua dulce del mundo.

Divino Vicente Silvério, biólogo del Instituto de Investigación Ambiental del Amazonas, advirtió, en una nota publicada por a SciDev.Net,  que “la quema incontrolada del bosque durante los últimos meses está liberando gran parte del dióxido de carbono (CO2) almacenado en su bioma” y que ello “podría contribuir a un aumento de las concentraciones de CO2 y otros aerosoles en la atmósfera, lo que podría afectar drásticamente la formación de nubes y el patrón de precipitación”.

Pero además, dice el reporte periodístico, “la cantidad de lluvia podría reducirse a la mitad en las dos ciudades más grandes de Brasil, São Paulo y Río de Janeiro, donde viven 33 millones de personas”, y “el humo resultante de los incendios puede extenderse por todo el continente y alterar el equilibrio energético de la Tierra, porque las partículas de humo retienen la radiación solar y evita que vuelva a la atmósfera”.

Con más claridad, el experto señaló: “Los cambios en el balance de radiación de la superficie podrían afectar el proceso de fotosíntesis de las plantas y alterar la forma en que los bosques participan en ciclo del agua y el carbono”.

“Donde deja de haber bosque, el balance de agua se altera. Además, sin la vegetación que ahora lo cubre, el suelo dejará de estar protegido de los estragos de la erosión hídrica”, enfatizó Carlos Di Bella, profesor de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba). “Al quedar la tierra sin cobertura vegetal, aumenta el albedo, que es la energía solar reflejada a la atmósfera. Y esto también contribuye a realimentar el actual proceso de calentamiento global”, se lee en una nota publicada por Diario Perfil (https://www.perfil.com/noticias/ciencia/por-los-incendios-en-amazonas-habra-menos-lluvias-y-mas-calor.phtml) .

Luiz Augusto Toledo Machado, meteorólogo del Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil (INPE, en portugués), observó que las partículas producidas por esos incendios “también pueden llegar al Océano Atlántico e incluso al sur de África, interfiriendo en el clima de esas regiones”.

Para la directora del Jardín Botánico de Bogotá (Colombia), Laura Mantilla, ningún país está a salvo de las repercusiones medioambientales que tendrán las llamas en el llamado pulmón del mundo. “Sin la Amazonia se liberarían enormes cantidades de gases de efecto invernadero que calientan el planeta y, al no haber un bosque que capture las emisiones de dióxido de carbono, éstas aumentarán tanto que el mundo entero se verá afectado en una peor calidad del aire”, alertó.

Hasta ahora, los 7,4 millones de kilómetros cuadrados por los que se extiende la selva (equivalentes al 5% de la superficie total de la Tierra) ayudan a fijar cada año millones de toneladas del dióxido de carbono presente en la atmósfera, uno de los gases de efecto invernadero que están aumentando la temperatura del planeta. Pero si su extensión se reduce, también lo hace su capacidad para «limpiar» la atmósfera. A ello se suma la combustión de los árboles emite carbono. «Cada árbol son cuatro toneladas de carbono liberadas a la atmósfera, y hay que ver cuánto hubiera sido capaz de inmovilizar de carbono a lo largo del tiempo», explicó Fernando Valladares, investigador del CSIC y miembro de la Fundación Gadea.

En el Amazonas, “las llamas actúan a nivel del suelo, pero esto es suficiente para causar la muerte de árboles muy grandes hasta dos años después del incendio. Los árboles muertos pierden sus hojas, la vegetación se vuelve más inflamable y, si no hay nuevos incendios, llevará varias décadas alcanzar la misma densidad (de vegetación)», expesó Paulo Moutinho, investigador del Instituto de Investigación Ambiental en la Amazonía (IPAM) consultado por la agencia AFP.

Lluvia y productividad

La pérdida de parte de la Amazonia modificará la productividad en la región. Es que el sur de Brasil, Uruguay, Paraguay y el norte de Argentina, por latitud y debería haber desierto, y sin embargo, la humedad que el bioma  expulsa a la atmósfera tiene un impacto directo en estas zonas, convirtiéndolas en tierras fértiles y prósperas a través de los llamados «ríos voladores»: una gran masa de aire húmedo impulsada por la selva contra los Andes.

Dicho de otra manera, la Amazonia mantiene el ciclo del agua, ayuda a generar las lluvias en esta región. «El bosque bombea agua del subsuelo a la atmósfera», detalló el doctor en Ciencias Biológicas, Fernando Vadallares. «El clima cambia el bosque, pero el bosque también afecta al clima, sobre todo al ser tan grande», agregó.

Para la doctora María Vallejos, especialista en deforestación y profesora en Fauba, “la lluvia en Amazonia depende fuertemente de los bosques que se encargan de ‘evapotranspirar’ una gran cantidad de toneladas de vapor cada año. Si esa cobertura boscosa desaparece –por el fuego o por el cambio en el uso del suelo para ganadería o agricultura– estamos alterando el ciclo hidrológico. Esa caída en la humedad y menores precipitaciones también afecta los ciclos de los ríos y, en parte, colabora en la disminución de las lluvias regionales, algo que puede afectar también, por ejemplo, a los bosques del Chaco. Y esos cambios drásticos en el balance del agua, incluyendo una disminución en la cantidad de lluvia, realimentan el proceso de deterioro de la selva”, advirtió en Diario Perfil (https://www.perfil.com/noticias/ciencia/por-los-incendios-en-amazonas-habra-menos-lluvias-y-mas-calor.phtml).

Impacto en la salud

Toda la región está en alerta. En Bolivia, el fuego ya afectó un millón de hectáreas (entre julio y agosto) del bosque de Chiquitano; y en Paraguay, al menos cien mil hectáreas de superficie chaqueña fueron arrasadas por las llamas.

Así, gran parte de países de Latinoamérica se ven afectados por el humo de los incendios y podría repercutir en la salid. El cielo se tiñe de gris por varias horas y en algunos casos, días. “El humo producido por los incendios forestales contiene partículas finas capaces de penetrar profundamente en los pulmones y causar enfermedades cardiopulmonares graves”, manifestó Toledo Machado.

De hecho, ya se reporta el incremento de afecciones respiratorias y alergias en las regiones aledañas a incendios. Solo en el estado amazónico de Acre, en la frontera con Bolivia, se han atendido a unas 30.000 personas por enfermedades respiratorias.

Misiones

La provincia de Misiones, Argentina, ubicada en la frontera con Brasil y Paraguay, se mantiene en alerta máxima y desde hace varios días, registra en su cielo el humo de incendios en países vecinos. “La concentración de monóxido de carbono es alta, especialmente en la Zona Sur”, se informó desde la Dirección de Alerta Temprana del Ministerio de Ecología.

A través de la Resolución 310/19, el Ministerio de Ecología determinó la “prohibición total por tiempo indeterminado de realizar quemas y todo tipo de uso del fuego con cualquier destino en el ámbito rural, ante la posibilidad de que se vuelva incontrolable”.

El Gobierno de la Nación envió un avión hidrante para colaborar en eventuales incendios. Los lugares más sensibles son las localidades de Pozo Azul, San Pedro, Andresito, Bernardo de Irigoyen, y el sur del territorio donde predomina la zona de campo y pajonales.

Fuentes:

https://www.abc.es/sociedad/abci-incendios-amazonia-afectan-aunque-viva-otra-punta-planeta-201908251609_noticia.html

https://www.scidev.net/america-latina/medio-ambiente/noticias/incendios-forestales-en-la-amazonia-pueden-afectar-el-clima-mundial.html

https://www.perfil.com/noticias/ciencia/por-los-incendios-en-amazonas-habra-menos-lluvias-y-mas-calor.phtml

11 Sep, 2019 - Selva Paranaense

Dejanos tu comentario