Un turista: “veo cada vez menos monte”

La foto que sacó Ezequiel en sus vacaciones en Misiones.

Ezequiel Tejerina conoció Misiones cuando era un adolescente. Quedó encantado. Por eso, este año eligió este destino para descansar. Pero encontró otro paisaje: depredación. Se contactó con El Paranaense para contarlo. ¿Dónde estuvo, qué vio y que impresión se llevó de la turística tierra colorada? El diálogo:

“Soy de Buenos Aires y tuve la oportunidad de visitar la provincia de Misiones hace poco, quedando impactado por los incendios controlados en las laderas de los cerros (Ruta Costera 2) y la cantidad de camiones con madera nativa que había en la ruta que va de El Soberbio a los Saltos del Moconá, entre otras cosas”, dice preocupado Ezequiel en un mail que envió a EL Paranaense, dando lugar al diálogo:

¿Contanos de dónde sos? ¿a qué te dedicás?
Soy de la ciudad de Buenos Aires, tengo 26 años. Trabajo en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, y estoy por recibirme de Ingeniero Industrial en la Universidad de Buenos Aires.

¿Y cómo fue que elegiste venir a Misiones como parte de tus vacaciones?
Cada vez que puedo me gusta viajar por el país y conocer no solo los paisajes y maravillas naturales que tiene, sino meterme un poco en como es la Argentina afuera de esta locura que es la región metropolitana de Buenos Aires. Creo que es una locura la organización que tenemos y que nunca vamos a lograr nada como Nación si después de 200 años el federalismo sigue siendo nada mas que una palabra políticamente correcta. Me ha dolido profundamente en cada viaje encontrar lugares y gente maravillosa que al rato de charlar te cuenta, por ejemplo: “si todo muy lindo, pero el campo que vez allá es del hermano del gobernador y el de al lado de una multinacional europea que viene a extraer gratis algún recurso mineral”, etc… Pero más me duele que casi nada de lo que pasa en las provincias llegue a la capital y que estos temas no sean tratados como las verdaderas prioridades del país.

¿Cuándo estuviste acá y qué lugares visitaste?
A Misiones llegué por primera vez en mi adolescencia en un viaje familiar a las Cataratas y quedé enamorado del lugar. La sensación que me quedó de ese viaje es difícil de explicar, pero lo que logré fue una muy grande conexión con la tierra y podría decirse que me cargué de una energía positiva muy fuerte e intensa.
Este año volví a encarar al NEA, esta vez por la ruta 14 teniendo como primer destino los Esteros del Iberá.  De ahí hasta Puerto Iguazú por la ruta costera del río Uruguay, visitando Apóstoles, San Javier, Panambí, Santa Rita y El Soberbio. Por la cantidad de agua y el poco tiempo que teníamos no pudimos llegar al parque por Bernardo de Irigoyen. Después de llegar a la entrada del Moconá tuvimos que volver y agarrar la ruta 12 por El Alcázar.

 ¿Qué esperabas ver?
Esperaba reencontrarme con el lugar que me había enamorado, pero esta vez no en plan 100 por ciento turista sino en un plan de conocer un poco más la realidad del lugar. Aparte disfruto mucho el contacto con la naturaleza y consideraba que los Esteros y Misiones eran un lugar inmejorable para estarlo.

¿Qué viste?
Vi lugares únicos y maravillosos, donde todavía se mantienen costumbres de aquellos que estaban acá antes de que los “descubran”, vi que el humano debería dejar de querer superar la sabiduría de la Naturaleza y también vi como el humano va en dirección opuesta a convivir armoniosamente con ella. En la ruta provincial 2 de Misiones vi laderas enteras de cerros ardiendo al lado de otras quemadas y donde maquinaria pesada procedía con el desmonte. En todos los lugares que visité los guardaparques o baqueanos del lugar me contaron lo imposible de controlar que es la caza furtiva y el desmonte mismo. Que cada año todo es peor y que los políticos hacen solo lo que les conviene a su propia riqueza.

Expresas preocupación, ¿por qué?
Mi preocupación es debido a que esta parece ser una práctica generalizada en todo el país, donde se están arrasando lugares y recursos naturales sin tener en cuenta el futuro ni la extinción de las especies. Creo que el humano no va a sobrevivir tratando tan mal a la naturaleza y que tampoco vale la pena vivir sin ella.

¿Cómo te trataron en Misiones?
Tengo que decir que la amabilidad y cordialidad con la que nos recibieron y trataron fue excelente. Tanto en Corrientes como en Misiones.

¿Qué sensación te dejó la visita?
De la visita me quedo con una sensación muy linda por lo que disfruté pasar tiempo en ese monte demencial y me volví renovado de esa energía increíble que se respira allá en tus pagos. Por otro lado me queda una sensación de profunda pena saber que cada día que pasa ese monte se achica un poco más y que, como viene la mano, va a desaparecer.

¿Recordás en qué lugar sacaste la foto que nos enviaste?
La foto la saqué en la ruta que va desde El Soberbio a San Vicente. Esos camiones con madera los vi pasar uno atrás de otro con sentido El Soberbio provenientes de la Reserva de Biósfera Yabotí.

Dejanos tu comentario