Exigen la restauración del área donde talaron 17 Palo Rosa

 

Palo Rosa talado en Andresito. Especie en peligro de extinción, protegida por ley. Foto: FVSA

La Fundación Vida Silvestre Argentina, Conservación Argentina, el Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico, y Banco de Bosques manifiestan su preocupación y repudio ante la reciente tala de 17 árboles de Palo Rosa en el municipio de Comandante Andresito y exigen al Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de Misiones la aplicación efectiva de sanciones, multas y la inmediata restauración del área afectada. El apeo ilegal de los ejemplares de Palo Rosa, especie declarada Monumento Natural Provincial y protegida por ley, se realizó en la misma propiedad donde en octubre del año pasado las organizaciones ambientales denunciaron un hecho similar que involucró gran cantidad de árboles nativos.

Si bien el cuerpo de guardaparques provinciales de la zona realizaron los procedimientos y actas de infracción, medición y secuestro correspondientes,la Fundación VidaSilvestre Argentina, Conservación Argentina, el Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico, y Banco de Bosques exigen al Ministerio de Ecología de Misiones una sanción contundente y ejemplificadora que eviten la repetición de este tipo de hechos que ponen en peligro la biodiversidad dela Selva Misionera.

Además del cobro de la multa correspondiente por el ilícito establecido en el artículo 27 de la Ley ProvincialXVI Nº 105, las organizaciones consideran indispensable la aplicación del artículo 29 de la misma Ley que establece, en su inciso “d”, la “restauración con trabajos de reforestación, enriquecimiento de bosques nativos, recuperación y/o cualquier otro que fuera conveniente a criterio de la Autoridad de Aplicación”.

La tasa anual de deforestación en el período 2004-2010 en la provincia de Misiones ha mostrado una drástica disminución, ubicándose aproximadamente en unas 6.700 ha/año, en comparación con las 17.000 ha/año reportadas para el período 1989-2004. No obstante la habilitación de nuevas áreas destinadas al avance de la frontera agropecuaria y el aprovechamiento no sustentable del bosque nativo en zonas de alto valor para la conservación, continúan siendo las principales causas de la pérdida dela Selva Misioneray su biodiversidad.

 

Dejanos tu comentario