¿Es posible el uso sostenible de la Selva Misionera?

Foto: Centro de Investigaciones Ecológicas Subtropicales.

Por Paula Campanello, Doc. en Cs. Biológicas de la Universidad de Buenos Aires, Profesora Adjunta de Fisiología Vegetal y  Silvicultura en la Facultad de Cs. Forestales, Universidad Nacional de Misiones.Investigadora Adjunta de CONICET.


Para conservar una superficie representativa de los bosques subtropicales de Misiones (Argentina), ecosistema amenazado a nivel mundial, es necesario encontrar una solución económicamente viable a las superficies que hoy, y de acuerdo con la Ley 26331, sólo se pueden destinar al manejo sostenible del bosque nativo, así como disminuir la deforestación en las áreas pasibles de ser reemplazadas (901617 ha y 477858 ha, respectivamente, de acuerdo con el último ordenamiento territorial realizado por la Provincia de Misiones).

La deforestación, que ocurre desde mediados del siglo pasado, fue fomentada por políticas públicas de incentivos a actividades de producción intensivas como las plantaciones forestales u otros cultivos. Los bosques remanentes están degradados por la explotación de las principales especies nativas comerciales en ciclos de corta menores a 20 años, y la productividad maderera es más baja de lo necesario para sostener económicamente la actividad.

En algunos casos, la productividad podría recuperarse con manejos post-extracción (e.g., el corte de bambúes y lianas), mientras que, en situaciones de mayor degradación, se necesitan acciones de manejo más intensivas como la escarificación de los suelos o la plantación de renovales de especies de alto valor comercial y rápido crecimiento que permitan turnos de corta de 30 años e incrementos de al menos 3 m3.ha-1.año-1.

Asimismo, se necesita una política de control del comercio ilegal de madera nativa, que disminuye los precios y reduce la rentabilidad de productores responsables.

Por otra parte, la obtención de madera debería complementarse con reducciones impositivas, por ejemplo, a través de la compensación por provisión de servicios ecosistémicos, o mediante otros tipos de usos, como el aprovechamiento de recursos no madereros.

En el caso de pequeños y medianos productores, el gobierno y ONG deberían estimular la conservación del bosque por el uso de sus recursos y servicios ambientales, incentivar activamente la diversificación de la producción y brindar las herramientas que les permitan a los productores independizarse del cultivo intensivo de tabaco. Es necesario un mayor financiamiento directo a los productores para el manejo, así como a organismos dedicados a generar conocimiento que permita avances concretos en el manejo sostenible del bosque.

Descargar desde: http://ojs.ecologiaaustral.com.ar/index.php/Ecologia_Austral/article/view/756/376

ES POSIBLE EL USO SOSTENIBLE DEL BOSQUE EN MISIONES? Necesidades de manejo a diferentes escalas, investigación, intervenciones de alto impacto y más recursos económicos
Paula I. Campanello et al. Ecología Austral, Vol. 29 (2019).

 

Dejanos tu comentario