En abril, taller sobre agricultura regenerativa en Misiones

Del 18 al 20 de abril se dictará el taller ABC de Agricultura Orgánica y Regenerativa en Colonia Santa Rosa, en el municipio de Gobernador Roca, Misiones. Será dictado por  el especialista de origen colombiano, Jairo Restrepo Rivera.

¿Qué es la agricultura orgánica y regenerativa? “Las técnicas que utilizan los agricultores regeneradores varían según el suelo, el clima y los cultivos. Comienzan a partir del entendimiento de que un suelo saludable está lleno de más de mil millones de microorganismos por cucharadita y el comportamiento de esos organismos facilita la vida vegetal resistente”, se explica en una nota publicada por nytimes.com.

Para fertilizar los suelos, los campesinos regeneradores utilizan abono o composta rica en nutrientes y evitan, en la medida de lo posible, los fertilizantes químicos y los pesticidas, que pueden matar enormes cantidades de materia orgánica y reducir la resiliencia de las plantas. No les gusta arar la tierra, puesto que el arado aumenta las emisiones de carbono a la atmósfera. Algunos combinan en el mismo campo el ganado, las cubiertas vegetales y cultivos brutos de manera secuencial, o plantan perennes, arbustos e incluso árboles en hileras a lo largo de cultivos. Dejar el suelo vacío en temporada baja es tabú, puesto que el suelo desabastecido fácilmente se erosiona al consumir más carbono de la tierra; en vez de eso, los agricultores regeneradores plantan cubiertas vegetales para capturar más carbón y nitrógeno de la atmósfera”.

Dicho de otro modo: Muchos de los procesos que se han implantado en la agricultura han provocado la pérdida de fertilidad de los suelos, principalmente debido a la disminución de la presencia microbiológica, de minerales y de materia orgánica. La agricultura regenerativa comienza por devolver  esos componentes dinámicos del suelo como base de un sistema  agrícola y ganadero eco inteligente.

Aporte al clima

 

Entre los defensores de la llamada agricultura regenerativa está el científico del clima y activista James Hansen, autor principal de un artículo publicado en julio que hace un llamado a favor de la adopción de “medidas para mejorar la fertilidad del suelo y aumentar su contenido de carbono” para evitar “impactos climáticos nocivos”.

 

Rattan Lal, el director del Centro de Manejo y Secuestro de Carbono de la Universidad de Ohio, calcula que el suelo tiene el potencial de capturar carbón a una tasa de entre 0,9 y 2,6 gigatoneladas al año. Esa es una pequeña parte de las 10 gigatoneladas al año de las emisiones de carbón actuales, pero aun así es significativa. Algunos científicos incluso consideran que ese estimado es bajo, algo que es un tanto tranquilizador.

 

Hasta la llegada de los materiales sintéticos a finales de la década de 1800, los fertilizantes consistían principalmente en abono o compostaje rico en carbono. Sin embargo, los fertilizantes sintéticos no contienen carbono. Conforme su uso se esparció junto con las prácticas de labranza para incorporarlos a la tierra, disminuyó el contenido de carbono en el suelo. El proceso se aceleró después de la Segunda Guerra Mundial, cuando las plantas de municiones a base de nitrógeno de Estados Unidos se convirtieron en fábricas de fertilizantes a base de nitrógeno. La mayoría de las universidades agrícolas aún enseñan fertilización de los suelos como un ejercicio que consiste en aplicar fertilizante químico inorgánico, mientras que pasan por alto el papel biológico del suelo (y su contenido de carbono). A pesar de la conexión del suelo con el cambio climático, la captura de carbono en el suelo jamás se mencionó en el Protocolo de Kioto de 1997, que estableció amplios objetivos de reducción en la emisión de gases de efecto invernadero para las naciones del mundo.

 

Sobre Restrepo Rivera

 

El disertante del taller que se dictará en Misiones, Jairo Restrepo Rivera, nacido en Colombia y naturalizado en Brasil, ha realizado 23 cursos internacionales de actualización y perfeccionamiento en el área de agricultura orgánica. Ha publicado 40 trabajos científicos y artículos técnicos. En los últimos siete años ha dado a conocer 16 libros sobre agricultura orgánica.

A nivel internacional, ha pronunciado más de 750 conferencias no sólo sobre agricultura orgánica, sino también sobre protección ambiental, análisis cromatográfico de suelos, reciclaje y desarrollo rural sostenible, incluyendo la participación en más de treinta y siete universidades e institutos de investigación de América Latina, el Caribe, África, Australia y Europa, donde también ha trabajado como asesor técnico de gobiernos, ministerios y parlamentos.

 

19 Feb, 2018 - Economía / Ecología

Dejanos tu comentario