El 20% de los ríos de la Mata Atlántica no son aptos para el consumo, dice informe

De cada cinco ríos, arroyos y lagos presentes en la Mata Atlántica brasileña, por lo menos uno está contaminado e impropio para el consumo. Los datos son de la Fundación SOS Mata Atlántica, que evaluó la calidad del agua en 102 municipios y 17 estados cubiertos por ese bioma, además del Distrito Federal. El estudio fue divulgado este miércoles 21 de marzo durante el 8º Foro Mundial del Agua, en Brasilia.

De acuerdo con la encuesta, el 20% (60) de los 294 puntos de estudio están con la calidad del agua clasificada como “mala o pésima”. Sólo el 4,1% (12) tiene una buena calidad de agua, mientras que el 75,5% (222) está en situación regular. En 2015, el porcentaje de los ríos evaluados con agua de buena calidad correspondía al 15%.

Para la coordinadora del programa de aguas de SOS Mata Atlántica, Malu Ribeiro, eso significa que “en el 96% de los puntos monitoreados la calidad del agua no es buena y está lejos de lo que la sociedad quiere para los ríos”. Ninguno de los puntos analizados fue evaluado como óptimo.

El estudio fue realizado entre marzo de 2017 y febrero de 2018. Los datos fueron obtenidos por medio de colectas y análisis mensuales de agua durante el período clasificado como “ciclo hidrológico”. El objetivo, según la experta, es “evaluar si los ríos y cuencas tienen condiciones de minimizar los impactos [como erosión y contaminación por partículas], evitando nuevas crisis hídricas en el futuro.

De los 17 Estados y el Distrito Federal analizados, el de Río de Janeiro se destaca como el más crítico. El motivo, dijo la investigadora Malu Ribeiro, es la crisis institucional vivida y la generación de problemas en el saneamiento básico de la región fluminense.

Entre los 12 cursos con calidad de agua considerada “buena” por el estudio, están 5 del Estado de San Paulo: sectores del Rio Tietê en el municipio de Biritiba-Mirim y de Salesópolis, además de Ribeirão Caulim, Água Preta e Córrego das Corujas – en la ciudad de San Paulo.

En el Distrito Federal fueron tomadas muestras de agua en dos puntos de Córrego do Urubu, en Lago Paranoá, y el resultado es que la calidad es “regular”.

El documento no detalla qué tipos de contaminantes fueron encontradas en cada región. En la metodología son considerados como contaminantes tanto factores químicos, como físicos y biológicos.

Para Malu Ribeiro, los resultados del estudio muestran la “fragilidad de la condición  ambiental de los principales ríos de la Mata Atlántica”, y “se confirma la urgencia de incluir al agua en la agenda estratégica de Brasil”.

FUENTE: Rede Globo.

 

5 Abr, 2018 - Ríos, Selva Paranaense

Dejanos tu comentario