Confirman que el calentamiento global generó el cráter hallado en la Antártida

dic 16, 2016 por     Sin Comentarios    Publicado en: Cambio Climático

Un equipo de investigadores del cambio climático de la Universidad de Utrecht (Países Bajos), liderados por Jan Lenaerts y Stef Lhermitte, llegaron a la conclusión de que la placa de hielo que cubre la región de la Antártida Oriental es mucho más vulnerable de lo que se pensaba por culpa de las corrientes de aire caliente que soplan en la zona. Estos flujos hacen que se derrita la nieve que cubre las placas heladas, provocando torrentes y corrientes de agua subterránea que llevan al colapso de la superficie helada, advierten en un estudio publicado este lunes en el portal Nature Climate Change.

El problema en cuestión se halla en una región de la Antártida donde en los últimos años se han observado numerosos fragmentos de hielo rotos parecidos a icebergs, rodeados por una especie de cráter de dos kilómetros de diámetro que los científicos creían que podía haber sido formado por el impacto de un meteorito que cayó allí en 2004.

No obstante, a los investigadores de la universidad de Utrecht esta teoría no les convencía y, tras cotejar estudios sobre el cambio climático, observaciones por satélite y mediciones in situ, confirmaron la sospecha de que no se trataba de la acción de un asteroide. La causa real es un rápido derretimiento del hielo provocado por el calentamiento global, que produce ráfagas de aire caliente que derriten la nieve y generan la aparición, insólita en la región, de molinos glaciares que desestabilizan aún más la zona.

Los molinos glaciares, que hasta ahora nunca habían sido observados en la Antártida Oriental, son cascadas de agua derretida por el calor y que llegan a formar grandes lagos subterráneos bajo la superficie helada y que, a causa de la erosión que provoca la circulación del agua subterránea, hace que los lagos se expandan, e incluso en ocasiones como esta hagan colapsar la superficie de la capa de hielo.

Este tipo de molinos nunca fueron vistos en la Antártida Oriental. Según el trabajo, solo fueron detectados antes en Groenlandia, mas nunca antes en una plataforma de hielo. Se creía que la Antártida Oriental era demasiado fría para este tipo de derretimientos. Para explicar este fenómeno, los investigadores creen que un proceso natural disparó el derretimiento, pero aseguran que fue empeorado por los efectos del calentamiento global. Sugieren que vientos catabáticos increíblemente fuertes originados al medio de la plataforma de hielo fueron golpeado las costas a velocidades de 35 km por hora despidiendo aire caliente y seco que derritió la superficie helada y nieve.

Normalmente, este tipo de erosiones se ve mitigada por la acumulación de nieve y hielo cubriendo lo expuesto por los vientos, aunque el calentamiento global ha evitado que este sea el caso en los últimos años. Si bien no están previstas más fracturas de hielo pronto en la Antártida Oriental, es una realidad que el cambio climático pone a la zona está en un riesgo que antes nadie había imaginado.

En noviembre, la NASA capturó otra muestra concreta de los estragos del cambio de clima en la Antártida. En una foto, la agencia espacial mostró una rajadura en el glaciar de la Isla Pine: considerando el aumento de la temperatura del fondo del casquete antártico y el aumento de la fusión del glaciar Pine Island en la última década, fue la fuerza de la corriente oceánica la que causó principalmente la expansión de la base de las rajaduras.

Dejanos tu comentario!


siete × 5 =

La Selva Misionera hoy

Reducción de la Selva Paranaense


...Una maravilla menos


Imagen Satelital